jueves, 6 de noviembre de 2008

Desnutrición en el mundo

Quedarte sin palabras no es lo que importa. Son los hechos.

4 comentarios:

MARIA JOSE dijo...

Bueno...esto...a parte de dejarte sin palabras, te toca la fibra, te parte el corazón, te pone los pies sobre la tierra...qué mal está repartido todo...en esta sociedad harto consumista.

Alicia dijo...

¿y quién obra contra esto? ¿quién viaja a estos países y convive ayudando día a día a estas personas? ¿quién tiene tiempo, dinero, y valor para ello? NOs lo impiden las barreras creadas por la sociedad que ha conseguido que sólo tengamos tiempo de preocuparnos por las hipótecas, familia, trabajo, esudios... ¿y la humanidad donde ha quedado? antes las fronteras no eran tan difíciles de cruzar.

Anónimo dijo...

Hará cuestión de unos tres meses, la Comisión del G8(los 8 paises más ricos del mundo:Alemania, Canadá, EE.UU, Gran Bretaña, Francia, Italia, Japón y Rusia), habían planteado no cumplir con la promesa humanitaria de ayudar a África con la lucha contra el hambre, el sida, la malaria y la tuberculosis... ¿No es vergonzoso?

Hay crisis económica mundial pero que no paguen pobres por pecadores.

MANUEL GALLAR dijo...

Nuestra sociedad nos empuja a centrarnos solo en ella, pero nuestra mente ha de rebelarse. Hay formas muy diversas de colaborar. La ayuda humanitaria de hoy nada tiene que ver con la de hace diez años.
Se ha progresado mucho, pero queda lo más dificil, mucho más que convencer a los politicos... convencernos a nosotros mismos y a quienes nos rodean. Y todavía falta una cosa: pasar a la acción.