jueves, 2 de julio de 2009

Historias de ultramar... el escorbuto


Mi tío Guillermo, desde hace años afincado en tierras ultramarinas -Islas Canarias-, me remite una interesante historia acerca de los estragos que el escorbuto ocasionó en los marineros aguerridos de la época del Descubrimiento y otras barbaries, que a buen seguro os habrá de interesar, ¡voto a bríos!:
Asociado a una precaria alimentación, surgian a bordo de los buques veleros enfermedades como el escorbuto: avitaminosis producida por el déficit de vitamina C, en una alimentación en la que no figuraban ni la fruta fresca, ni las hortalizas. La cura de la enfermedad y su prevención la encontraron médicos de la Royal Navy, que observan que incluyendo el zumo del limón en la dieta de las tripulaciones se prevenía esta enfermedad que llegó a llamarse la “peste del mar”. Como ejemplo está el caso de la escuadra del almirante inglés Anson que partió en 1740 para realizar un viaje de circunnavegación con cerca de 2000 hombres y a su regreso a Inglaterra en 1744 llegó con tan sólo 700, habiendo muerto el resto casi en su totalidad de escorbuto.
Por desgracia la solución del zumo de limón era de difícil aplicación, pues las propiedades vitamínicas del citado “brebaje” duraban apenas unos días y además su sabor no era del agrado de las tripulaciones. El médico del buque insignia del Almirante Nelson encontró la solución al problema mezclando el zumo del limón con ron de caña, con lo que la aceptación del nuevo “brebaje” sube muchos enteros siendo pocos los reticentes a tomar esta nueva "medicina" a la que pasa a conocerse como Grog. El Grog se mantuvo dentro de la dieta diaria de los buques de la Royal Navy hasta el 31 de julio de 1970, día triste donde los haya. Como todo medicamento el Grog tiene efectos secundarios, así que este jarabe hecho a base de ron, lima y azúcar consumido en exceso provocaba que el enfermo quedase "Grogui", de ahí una de las etimologías más comunes de la tradicional borrachera.

No hay comentarios: