sábado, 12 de septiembre de 2009

El deporte es bueno, pero antes...


... Antes de meterse en deportes intensos, especialmente los de competición -aunque sean en contexto de barrio- la tenencia de la juventud no es carta de garantía total para la persona interesada. Los médicos siempre hemos insistido en la necesidad de que ésta se someta a un chequeo cardiovascular, ya que no son infrecuentes las lesiones o disfunciones cardíacas silentes. Los cardiólogos saben bien que bajo la mayoría de las muertes súbitas en el deporte subyacen escurridizas afecciones cardiovasculares.

Después de esta primera valoración, vendrá la planificación dietética y todo lo que haga falta. Pero lo primero es lo primero.

Más información aquí. y también aquí.

2 comentarios:

Sara Cruz dijo...

Hola Manuel,
Estoy de acuerdo contigo, seria necessario mas pruebas para detectar posibles alteraciones cardiovasculares que en un deportista pueden ser muy peligrosas.
Tengo una duda: oí que con un TAC seria suficiente para detectar el 90% de malformaciones congénitas, responsables en la mayoria de muertes súbitas en el deporte. ¿ Esto és así?De ser cierto,
pienso que los equipos de primera división de nuestro país pueden permitirse una prueba de estas en el chequeo médico previo a la contratación del futbolista
Un saludo

MANUEL GALLAR dijo...

Hola Sara cruz, efectivamente, pruebas como la TAC o la RM pueden detectar malformaciones vasculares, especialmente las cerebrales, asintomáticas en los jóvenes que las padecen. La verdad es que esta estrategia preventiva no está regulada porque son tantos los jóvenes que hacen deporte de competición que el sistema nacional de salud no podría cubrir los gastos de estas pruebas. Pienso que a título particular debieran planteárselo, a fin de cuentas viene a costar tanto como algunas prendas deportivas.
Saludos!!