lunes, 30 de noviembre de 2009

Dos dietistas y un destino

Un viejo debate que siempre resurge... la disputa entre los primeros titulados oficiales que el estado español legalizó -los técnicos- y los nuevos titulados que recogen la herencia -los diplomados- de un ejercicio profesional que nunca ha quedado adjudicado a una titulación específica. No me cansaré de recordar que, durante décadas, se ha denominado dietista a aquél profesional sanitario -enfermeros, médicos- que ha ejercido como tal, a falta de una titulación específica. La normativa de la relativamente reciente Ley orgánica de profesiones sanitarias (LOPS) distingue dos tipos de profesiones: la de dietista-nutricionista, que corresponde a los diplomados universitarios en Nutrición Humana y Dietética, y la de técnico superior en Dietética, que se considera como profesión del área sanitaria de formación profesional. Quedan separadas dos titulaciones afines, pero cada una con su nominación profesional. El uso de la denominación de dietista puede resultar ciertamente ambiguo: ¿a quién de ellos corresponde? Si leemos las respectivas normativas, ambos pueden ejercer como dietistas, tanto los técnicos como los diplomados: la LOPS dice textualmente en su artículo 3 que "Las Administraciones sanitarias establecerán, en los casos en que resulte procedente, los modelos para la integración e incorporación de los técnicos superiores y técnicos a que se refiere este artículo y de sus actividades profesionales sanitarias a los centros y establecimientos dependientes o adscritos a tales Administraciones". Y así lo hace la Administración valenciana, por ejemplo, proponiendo competencias como dietistas-nutricionistas a los diplomados, y permitiendo también la denominación de dietistas a los técnicos superiores en dietética, tal y como se puede leer aquí. Francamente, no resulta aberrante una denominación de este tipo si se lee con detenimiento el Real Decreto que establece el currículo de esta titulación. Lo que resultaría incorrecto es la atribución de "nutricionistas" a los técnicos; de hecho, este RD evita en todo momento la palabra nutrición en la denominación de sus módulos formativos. Por otro lado, ambas titulaciones gozan de sus respectivos colegios oficiales.

A ver si nos aclaramos: cada profesional puede y debe ejercer en el estado español respetando punto por punto las competencias profesionales que la normativa establece, así que invito a los diplomados a que lean la de los técnicos y viceversa. La propia LOPS es consciente de que los límites interprofesionales no son nítidos, por eso declara en su II exposición de motivos, que "en esta ley no se ha pretendido determinar las competencias de unas y otras profesiones de una forma cerrada y concreta sino que establece las bases para que se produzcan estos pactos entre profesiones, y que las praxis cotidianas de los profesionales en organizaciones crecientemente multidisciplinares evolucionen de forma no conflictiva, sino cooperativa y transparente". Así que vamos a respetar nuestras competencias, y vamos a llevarnos bien todos: un destino común, noble y conciliador.

7 comentarios:

IMER dijo...

Gracias Manuel por la información.
Para mí siempre ha sido chocante que existan dos titulaciones tan cercanas (por lo que es razonable se genere debate), podrían haberlo dejado en una sola titulación, por ejemplo la diplomatura. Pero no era mi intención generar ese debate, solo saber qué cambios se están dando y como afectan a todos los dietistas.
En cuanto a los colegios profesionales reconozco su labor de fuerza, unión, defensa, trabajo, divulgación, comunicación, etc., pero "pueden" llegar a ser pequeñas mafias sean de técnicos o diplomados, sean de dietistas o de telecos. Si no es así mucho mejor. Hay opiniones de muchos tipos basadas en hechos, y creo es bueno reflexionar sobre ello se pertenezca a un colegio o no.
Saludos y gracias por dedicar un espacio a estos temas.

MANUEL GALLAR dijo...

Ha llegado la hora de los celos profesionales, y debería ser más bien la hora de dar ejemplo respetando a cada uno. ¿Y cuál es el mejor modo? Muy sencillo: antes de acusar a nadie de invadir su terreno, léase la normativa que establece el curriculo y las competencias profesionales. La ignorancia es atrevida, injusta y, sobre todo, intolerante.
Un saludo, María, y gracias por seguir mi blog.

Anónimo dijo...

Los celos creo que sobran,pues tanto los unos como los otros,
son profesionales competentes y preparados.

María dijo...

Estoy de acuerdo con "anónimo".
Buen trabajo el blog de nudeco.

Josera dijo...

Gracias Manuel por tener un comentario al respecto sobre este tema tan dificil de entender entre ambos grupos de profesionales.
Saludos y gracias.

MANUEL GALLAR dijo...

Espero que este año entrante sea el año de la razón unida al entendimiento. Pero en este mundo de humanos la ambición pierde a la gente. Saludos.

Sr. Diplomado dijo...

He escrito algo al respecto en mi primera entrada de blog. De momento no está muy arreglado pero procurare mejorarlo poco a poco.

Espero su visita,
Un saludo.

http://nutrireflections.blogspot.com/