lunes, 2 de marzo de 2009

Aceite de oliva y salud cardiovascular

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es bueno estar informados,yo no era consciente de la inportancia de consumir aceite de oliva.
Me imagino que será mejor el virgen extra que el refinado.
¿y el de girasol,es bueno?
¿que propiedades tiene?

Gracias por la cantidad de consejos de su bloc.
Toñi

MANUEL GALLAR dijo...

Hola Toñi, verás, el aceite de girasol es en sí mismo sano, dada su riqueza en ácidos grasos omega 6y en vitamina E, siendo su contenido en grasa saturada muy bajo. Sin embargo, es un aceite que se oxida fácilmente por la luz o el calor, y este último deteriora muy seriamente este aceite cuando supera los 140ºC, lo que es frecuente en freidoras y fuegos mal controlados. La refritura es, pues, poco conveniente en ellos. Los productos resultantes son perjudiciales para la salud: hidrobarburos policiclicos (cancerígenos) o ácidos grasos trans, asociados a mayor efecto aterogénicos (placas de grasa en arterias) y mayor rigidez de las membranas celulares. El aceite de oliva tiene la ventaja de aguantar temperaturas más altas (180ºC) y no oxidarse tan fácilmente, amén de que su contenido en omega 6 es generoso. El ácido oleico no es esencial, pero es un compuesto quimicamente más estable que el omega 6. Además, el virgen extra contiene numerosas sustancias antioxidantes que no posee el aceite de girasol (siempre que se consuma crudo).
Por todo ello, aconsejo el uso exclusivo de aceite de oliva virgen extra, incluso para la repostería casera, mucho más sana que la industrial, con diferencia.
Un saludo amiga.